febrero 28, 2010

La diferencia

La inteligencia emocional puede representar una diferencia enorme tanto en nuestra vida personal como en la satisfacción y el rendimiento en el lugar de trabajo. Lo que nos permite trabajar en equipo y en colaboración con los demás o retirarnos sin poder llegar a un acuerdo.

Es el elemento diferencial que nos permite tener relaciones íntegras y cálidas en lugar de contactos fríos y distantes.


El cociente emocional es lo que nos puede ayudar a encontrar y vivir nuestras pasiones en lugar de limitarnos a dejar pasar el tiempo. 


Es lo que atrae a los demás hacia nosotros o los repele.


febrero 22, 2010

"Tras todo síntoma subyace una emoción ignorada"

¿Comprender los síntomas sana?

Tras todo síntoma subyace una emoción que ha sido ignorada. Etimológicamente, emoción viene de movimiento, produce cambios en el cuerpo químicos, neurológicos, glandulares, para llevar a un movimiento. Cuando la acción se ha tomado, se restaura el equilibrio del cuerpo y la emoción desaparece.

Si esa acción que nos demanda el cuerpo no es atendida, el cuerpo irá aumentando el volumen de la emoción que se está bloqueando; así el enfado, que es una emoción primaria, se convierte en rabia, en tensiones, dolor de cabeza, náuseas..., en síntomas.

Loss seres humanos en Occidente somos excesivamente racionales y tendríamos que estar mucho más conscientes de nuestra inteligencia emocional y nuestra intuición.

¿Cómo educarlas?

Aumentando la conciencia, y para ello hemos de ir más despacio, escuchar más a nuestro cuerpo y menos a nuestra mente. Y creo que el problema que padecemos la mayoría es que no hemos aprendido a comunicarnos de manera eficaz. Pasamos demasiado tiempo discutiendo y poco escuchándonos.

febrero 19, 2010

Resistir el impulso

 «Tal vez no haya habilidad psicológica más esencial que la de resistir  al impulso. Ése es el fundamento mismo de cualquier autocontrol emocional».

febrero 11, 2010

Cuando damos nuestra aprobación a un niño

En educación, todo es cuestión de fe en los niños. Algunos la tienen; la mayor parte no. Y si no se tiene esa fe, los niños lo perciben. Perciben que nuestro amor no puede ser muy profundo o que deberíamos tener mayor confianza en ellos. Cuando damos nuestra aprobación a un niño, podemos hablarle de todo, porque la aprobación hace que desaparezcan muchas inhibiciones.

Pero se presenta la siguiente cuestión: ¿Es posible aprobar a los niños si uno no se aprueba a sí mismo? Si uno no se conoce a sí mismo, no puede aprobarse. En otras palabras, cuando más conciente sea uno de sí mismo y de sus móviles, es más probable que se apruebe a sí mismo.

Los niños necesitan aprobación y libertad para ser naturalmente buenos.

El mundo sufre a causa de las excesivas censuras y reprobaciones, lo cual es un modo eufemístico de decir que sufre a consecuencia del excesivo odio.

El miedo puede ser una cosa terrible en la vida de un niño, debe ser completamente eliminado- miedo a los adultos, miedo al castigo, miedo a la reprobación, miedo a Dios. Sólo odio puede florecer en una atmósfera de miedo.

febrero 02, 2010